PAGAR EN SIRIUS

MEDIANTE TRANSFERENCIA BANCARIA o PAyPAL... TFNO: +34635574330

TAROT DE ALEISTER CROWLEY...


TAROT DE ALEISTER CROWLEY
Al hablar de Aleister Crowley es necesario hablar del Tarot de Toth, pintado con acuarela entre los años 1938 y 1942, (bajo la supervisión de Crowley), por Lady Frieda Harris, a quien Crowley llamaba Soror Tzaba, esposa de Sir Percy Harris (1876-1952), miembro del Parlamento inglés y uno de los líderes del Partido Liberal de Inglaterra durante las décadas de 1930 y 1940.
El mazo de Crowley aparece publicado en blanco y negro en el libro “The book of Thoth”, (el Libro de Toth) en 1944 y no aparece como baraja hasta 1969, año en el que es redescubierto por los hippies estadounidenses.
Finalmente es publicado en color en 1977, versión impresa que, desgraciadamente, nunca fue vista por sus autores.
Harris se ocupó íntegramente del diseño de las ilustraciones, mientras que Crowley añadió elementos científicos ligados al ocultismo al mazo tradicional egipcio. Se tardó 5 años en su realización y fue pintado a la acuarela en estilo surrealista, basándose en la cábala, la numerología, la astrología y el conocimiento de la religión egipcia.
La baraja de Aleister Crowley, compuesta por cincuenta y seis cartas de tarot, está inspirada en el mazo egipcio, por ello se la conoció también como el tarot de Toth, o las tarjetas de Toth. 
Pero la baraja de Aleister Crowley tenía un objetivo más ambicioso que cualquier mazo creado hasta ese momento: el de ser “el espejo del alma”.
Los nombres de los arcanos ya revelan el propósito de estas cartas de reflejar todos los estados posibles del espíritu humano, en ella hay un significativo cambio con respecto a la interpretación y representación de los arcanos mayores y menores en comparación a otros tipos de tarot.
La riqueza de las láminas es tremenda y rotunda, y los significados que Aleister les confirió a cada una de ellas, le aportan una originalidad y una belleza sin precedentes.
Por ejemplo, en la carta de la Emperatriz, aparte de los símbolos comunes impresos en la lámina, como la luna, un cisne blanco, un loto o un escudo con un águila, viene en la cartela inferior,  a la izquierda, su letra hebrea correspondiente, en este caso Daleth, (cuyo significado es útero o abertura), en el centro su nombre, Emperatriz, y a la derecha, su correlación astrológica, en este caso con el planeta Venus.
Y en el ejemplo de un Arcano Menor, su correlación astrológica viene dada en la lámina. Véase el dos de copas: planeta Venus en signo Cáncer sobre el cielo, en una lámina colorida de tonos azules y rojos, con dos peces entrelazados en dos copas rebosando una fuente sobre un pacífico mar, y en cuya cartela inferior dice la específica palabra de su significado, “Amor”.
Fue también mérito de Aleister Crowley el incorporar a la interpretación de las cartas de tarot el elemento sexual, largamente reprimido, como elemento mágico poderoso.
En cambio, en otros aspectos, las cartas de tarot de Crowley y Harris siguen la milenaria línea de los tarot gitano y celta que otorgan a la naturaleza un papel preponderante, los elementos; el agua, el fuego, la tierra y el aire aparecen como poderosas fuerzas de carácter ritual y simbólico.
Pero también los vientos, los bosques, los animales, los planetas y los fenómenos celestes juegan su papel en la gran armonía universal que estas extrañas cartas de tarot proponían reflejar.
Cabe destacar las tres versiones del arcano mayor El Mago que hay en el tarot de Crowley, entre las que se encuentra un mago negro. 
Harris llegó a pintarla hasta ocho veces hasta que Aleister dio su visto bueno acerca de la más representativa según su criterio mágico.
El tarot de Toth es una de las barajas más complicadas de interpretar que existen, ya que las cartas reproducen todo el entramado de la polifacética y oscura personalidad de Crowley, nada aconsejable para principiantes…