PAGAR EN SIRIUS

PAyPAL... TFNO: +34635574330

EL MAGO...


EL MAGO
Nací hace mucho tiempo, vengo del sol.
Antes me llamaban El Loco; me sentía parte de todo y no tenía problema ninguno. No fue hasta el día que se presentó un cruce de caminos que por primera vez sentí la necesidad de escoger. Una parte de mi, a la que estaba acostumbrado, se dejaba llevar por el camino a la derecha del cruce; sin embargo, una voz extraña, me decía que tomara el otro camino.
Al fin escogí el camino de la izquierda que me indicaba la nueva voz. Más adelante me detuve a descansar y deleitarme en un hermoso jardín.
Me recosté sobre el césped. Sentí el contacto con la tierra y de inmediato la reconocí como mi madre. "Si el sol es mi padre y la tierra mi madre, entonces, ¿quién soy yo?", me dije. La vocecita nueva se convirtió en un vozarrón que dijo: "Ahora entiendo, YO SOY."
Cuando esa voz dijo, "YO SOY", hubo una explosión de colores. Todo a mí alrededor vibraba. Caí arrodillado ante la majestuosa expresión de vida que me rodeaba. La piel sintió diferente, mi cuerpo se cubrió de ropaje colorido...espejando mi entorno. Realicé que soy un ente diferenciado y que mi realidad es el reflejo de otras realidades y que también puede ser el punto de partida para crear otras. ¡Se hizo la luz en mi intelecto!
Siempre, siempre soy un punto de partida, de posibilidades ¡que esperanzador!

Me encontraba en un hermoso jardín y por primera vez me detuve en cada detalle percibiendo... perdiéndome el recién nacido intelecto por infinitas posibilidades.
Exploré el jardín.
Pude ver varios objetos, una rama de un robusto árbol, ¡hermosa! una copa, una vieja espada y una rueda metálica un poco sucia. Limpié y brillé los utensilios encontrados y los coloqué sobre una mesa de 3 patas que estaba como esperándome, expectante. Todo vibraba rápidamente.
Han pasado muchos años desde entonces, mi jardín es un Universo que cada vez se diversifica más y más danzando en el interminable recorrido del lemniscado. Eventualmente todo fue transformándose. La vieja mesa que en principio fue superficie de trabajo, más adelante se convirtió en mi VIDA. Ahora la reconozco como mi ALTAR.
Los 4 objetos encontrados, primero se convirtieron en instrumentos de supervivencia, luego en la materia prima para mi creación, más tarde, al ver que se transformaban infinitamente los reconocí como caminos de realización. A medida que los transitaba se
alargaban más. Tanto así, que ya no alcanzo a ver mi obra completa. Los seres que pueblan los universos y realidades que inventé los utilizan para ejercer su derecho a elegir, siempre tendrán que utilizar la voluntad e inteligencia para  elegir un camino a partir de mi obra.

En principio la mesa y los objetos eran elementos rudimentarios de trabajo. En mis años de juventud me convertí en el más diestro, me reconocían como un Mago. Me otorgaban poder y riquezas a cambio de mis creaciones, y trabajaba por el orgullo que me ocasionaba mi obra. Me decía: "Si soy un MAGO, quiero ser el mejor."
Me torné interesado, egótico y manipulador. Me obligaba a crear. Por mucho tiempo me moví en la conciencia de "lucha" y alimenté mi ego...hasta el cansancio. Pagué el precio. Pero también el ego fue el gran maestro que me permitió nadar en aguas obscuras transformándome en mi poderosa y sabia sombra. Puedo ejercer mi magia en la luz y la sombra, en la vida y en la muerte, gracias al ego.
Cuando dejé de contar los años, cuando el tiempo ya no importaba, el amor y la conciencia se apoyaron y crecieron; mi cabello se tornó blanco como mi alma. El ego ya no me servía, después de conocerlo profundamente dejé de hacerle caso. Un día descubrí que hacía tiempo se había marchado. Le desee una larga vida y agradecí su apoyo en el camino. Rectificar errores es un arte creativo que tengo que agradecerle. ¡Honor a quién honor merece!
Reconozco que mi magia es tan solo un túnel de cielo que en función de mi VOLUNTAD e INTELIGENCIA, conecta la LUZ de mi padre el sol y la concretiza en el regazo amoroso de mi madre tierra. Ahora me vacío completamente en mi creación, en vez de utilizar mi creación para llenar mis vacíos. Antes me enfocaba, ahora me conecto. 
¡Soy un MAGO!
Soy el eje que mantiene la creación orbitando en el universo.  
Soy el hilo que teje la creación y soy el TEJEDOR también.
Manifiesto mi poder a través de todo ser viviente y no viviente, no descarto nada...la posibilidad y la creación no dejarán de ser nunca, gracias a mi.
Me manifiesto a través de ti, el que me está leyendo. 
¡Eres un Mago!
Pero también me manifiesto en otras realidades de materia y no materia, realidades más finas que aprendí a crear con el AMOR, el poder que me mueve ahora.
Así sea por la magia de los siglos y los siglos que fueron y están por venir.